domingo, 13 de diciembre de 2009

SEXO, CÁRCELES Y UN SOPLO EN EL CORAZÓN.

Este texto aparecerá próximamente en el libro Gente Abollada (Certeza. 2011). Rogamos disculpen las molestias y corran a su librería favorita en el momento que se indique. Gracias.

7 comentarios:

dra jomeini dijo...

Preciosa sordidez. Encuentras poesía en todo.

Berbi dijo...

Un relatazo señores. Ya era hora de que este hombre se dejase de humoradas y se metiese en harina. Chapeau...

Pues espera que vea La Celda 211... ¿qué le sujerirá?...

edu dijo...

Tan duro como real y bueno. Un buen trabajo amigo mío. Vente a mi club y dale libertad a las teclas,suéltate y escribe porque es lo tuyo.

LocoDatar

Rubentxo dijo...

Vaya tela, Jaloza.
Me he quedado sin aire, como la puta en el primer párrafo.
Cómo algo tan sórdido puede derivar en algo tan sutil, hermoso e incluso profundo (bueno, lo del primer párrafo también era profundo, pero en otra acepción del término).
Bravo, bravo, bravísimo.

JALOZA dijo...

Gracias, sois muy amables... Mis respetos, dra. Un avatar para berbi. Mi admiración para Eduard. Y dichosos los ojos, Rubentxo.

Salud

Luis Borrás dijo...

Grande! amigo, muy grande!
¿Cuando quitarás de una puñetera vez los interrogantes?
¿El año que viene tal vez? No creo que debas esperar tanto, ¡Quítalos ahora mismo!
Grande!, amigo Jaloza, muy grande!
Un fuerte y emocionado abrazo.

JALOZA dijo...

Soy un tipo de natural sencillo. LITERATURA es una palabra muy gorda.

Muchas gracias, de corazón.