domingo, 6 de diciembre de 2009

EFEMÉRIDES

Nada mejor para celebrar un día que cambió nuestras vidas que la publicación de un texto, sin puntos y aparte, en el nunca bien ponderado Diario del AltoAragón. Hace ya unos cuantos y espero que sea para toda la vida.

Hoy hace seis años que nació nuestro hijo. ¡¡Felicidades, Julio!!

Y no dejen de leer Garrapinillos Blues, imprímanlo si es necesario porque sus ojillos se agotan con la luz de la pantalla. Espero les guste.

http://www.diariodelaltoaragon.es/SuplementosNoticiasDetalle.aspx?Sup=1&Id=603793

7 comentarios:

edu dijo...

Eeeey, lo mejor de la vida. Un hijo de seis años es el regalo más extraordinario, cuando ves en sus ojos tu propia infancia y vas y comparas, comparas y alucinas, cuando ves cuánto ha cambiado la percepción de lo material, de los verdaderos valores morales.
No por ello debes dejar de escribir, que de talentos como el tuyo no vamos sobrados.

Buen día de cumpleaños Julio.

Para el papá, un abrazo. Para la mamá felicidades.

LocoDatar

JALOZA dijo...

Muchas gracias. Eres tan amable...

Un abrazo

Jonatan Frías dijo...

Hey, no puedo dejar de sumarme a las felicitaciones y a los abrazos. Ahora mismo mi hijo tiene apenas dos años y es mi mayor bendicion, asi que se perfectamente lo que sientes al celebrar ese día tan especial en que todo queda atras y la vida da un vuelco del que uno nunca acaba por reponerse y todo cobra un sentido real e importante.

Felicitacfiones al pequeño Julio y un abrazo grande desde México a los padres.

JALOZA dijo...

Jonatan, amigo, no sabes cómo me alegran tus visitas. Me paso por tu sitio a saludar.

Un abrazo

El hombre invisible dijo...

Pues felicidades, ea.

¿Toda la vida escribiendo en el DAA? Lo suya es constancia y fidelidad, sí señor.

JALOZA dijo...

jojojo no me refería a que durara toda la vida lo del Diario...pero ahora que lo dices, no estaría mal seguir martirizando a los lectores cincuenta años más, por lo menos.

Luis Borrás dijo...

¡Felicidades para Julio!
Bonita coincidencia.
Y del padre, afortunadamente, aún nos queda mucho más por leer, y no sólo en el Diario de Huesca.
Abrazos.