lunes, 4 de mayo de 2009

BOCETO IMPRESIONISTA

Será la Primavera, las chicas en tirantes, las bolisas de los chopos o qué sé yo. No, no, sí que lo sé. Los poemas de Jorge del Frago me han hecho recordar que hay vida más allá de la narrativa, que un día lejano yo también disfrute con la lírica.

Yo no sé escribir poesía.

Así que como no tengo otra cosa que se aproxime más, me permitiréis descerrajaros "esto" que no puedo calificar. Espero que lo hagáis vosotros, sin pudor ni rubor, dadme caña que es lo que me gusta.

Pues eso. Para Jorge, orfebre del ritmo.




La voz de mi madre diciendo, tranquilo, ya se pasa.
Una mano sudada que te agarra al cruzar.
El primer partido de fútbol que imaginabas sentado en la hierba.
Tu amigo invitándote a su cumpleaños, eres un bufón maduro.
La primera ausencia y el miedo a no verla más.
No olvidarás el nombre de aquella niña que ya no existe.
Lecciones repasadas en la silla de la cocina.
Un Cristo entre vómitos y un traje de marinero.
El pelo por encima de las orejas, tapaditas están mejor.
Veranos inacabables con las rodillas lastimadas y chiquillos sudorosos.
El peligro que acecha sin tú ni siquiera imaginarlo.
Siempre seremos amigos, pase lo que pase.
La vida que te separa en lejanos edificios docentes. Heavy y pop.

Impresiones clavadas en la retina.
Huele húmedo y rancio.
Blanco, añil, magenta...

El amor te espera en una esquina, se alquila por horas.
Libros, música, cine y alcohol. Si los revuelves, salgo yo.
Un guía te señaló el camino sin poder adivinarlo.
El humo de los bares no me deja respirar. Pagas en el peaje.
La vida es como una pelota, naranja, blanca, negra.
Amores incomprendidos y una barca mecida por las olas.
Llueve en la playa desierta y esto ya lo he visto.

Impresiones recurrentes, sigo soñando contigo.
En vaqueros, sin ellos, en la fuente.
Duele pero sólo recuerdo cómo debía ser.

Velocidad.

El río te empuja aunque tú no lo quieras.
Has crecido, deberías madurar, no sueñes más.
El espejo no te reconoce, apenas tus manos que remueven los cabellos.
En poco tiempo ya no estarás, quizá ya no estás.

Todo esto no lo verás proyectado en ninguna pantalla,
no tienes que apagar la luz
ni siquiera que pagar una entrada. Descárgatelo.
Si no me crees, mira a tu alrededor
al-re-de-dor
Una piedra que cae en el estanque mientras las campanas tañen a lo lejos
El tiempo se escapa, huye, se esconde. Ralentízalo, viejo amigo. Viejo.
No te había conocido.


Impresiones en un lienzo.
Pinceladas sueltas mientras buscas la salida.
Si te alejas, lo verás.

Es todo lo que tenemos. Ahora o nunca. Lanzas el dado y sale, ahora o nunca.
Si te callas escucharás el silencio, nada importa.
Buscaré en el arcón mis mejores galas, me pintaré la sonrisa
y actuaré sólo por ti, sólo por cumplir lo previsto.
Inexorable
meticuloso
con la sensación de lo
inacabado.

6 comentarios:

JALOZA dijo...

Joder! Debería haberlo revisado antes de soltarlo. Qué malo es. En mi disculpa diré que creo lo convertí en "prosa poética" y por eso se debió perder la puntuación que ahora no logro encontrar... O no.

Perdonadme pero se lo debía a un amigo. Lo siento.

edu dijo...

No te preocupes, primero que no es tan malo, segundo que hace dos posts hizo algo similar y terminé por censurarlo por la gripe A. Puedes comprobarlo. Es más, insisto.
Y es que, para qué está el Blog, experimentar, cagarla, lucirse, etc.
Y supongo que animarnos entre nosotros.
Repito, no está tan mal y no hay que olvidar que es espacio libre de prejuicios.
Dicho esto dedicate a...Es broma
Saludos de Michael Jackson

Luis Borrás dijo...

Yo encuentro por lo menos cinco versos distintos. Cinco temas encerrados, pasos a nivel, túneles, cortos, uno detrás de otro, luz, sombra, luz, sombra.
Y un pequeño verso final en el "me pintaré la sonrisa"
Quizás, sólo quizás, la poesía se trate de introspección. Quizás se trate de reducirlo todo a lo mínimo. Podar, desvestir, desnudar, romper el espejo.
Te quedan muchos papeles por romper, muchos días de arrepentimiento, odiarte a ti mismo. Pero nunca pidas perdón por buscar dentro de ti.
Un fuerte abrazo.

El hombre invisible dijo...

Mi opinión se centra en lo fundamental:

¡Vaya imagen que has puesto! ¡Tremenda!
¡Fabulosa!
¡Colosal!
¡aggggggggggggggg!

Y dicho esto, Jorge del Frago va camino de convertirse en un grande. En estos momentos va por el kilómetro 83.

JALOZA dijo...

Menos mal que había un diseñador en la sala que ha sabido apreciar la calidad de la imagen...

Y si del Frago se hace un km. más llevará dos maratones.

Berbi dijo...

Yo voy mas en la linea del invisible. Lo de la poesía... bueno, entre dudosa y que no entiendo, pero lo de la imagen.... ayyyyy omá....

Le recomendaría al ¿escritor? que se pase más hacia la vertiente pectoral-festiva