domingo, 15 de febrero de 2009

25 AÑOS SIN JULIO


Hay fechas que no deberían olvidarse.
Recuerdo la primera vez que vi a Cortázar en la televisión. Era el programa de Mercedes Milá, por la noche, bien pudiera ser un jueves. Al repasar en los archivos de TVE la entrevista , me he dado cuenta de la fecha, de lo cercano que estaba el 12 de febrero de 1984. Apenas unos meses le separaban de la muerte.
Lo que más me impresionó, aparte de sus enormes ojos ligeramente separados, fue la negrura de su cabello, la espesura de su barba, su aspecto de joven revolucionario. Mi madre dijo que era increíble que casi tuviera setenta años. Ahora lo entiendo, los mitos no envejecen.
Poco tiempo después, una de esas profesoras que todos hemos tenido, que deberíamos haber tenido, nos recomendó leer Rayuela en el largo y cálido verano. Pilar Bescós me animó, nos animó a introducirnos en el mundo del enormísimo cronopio. Me llamó la atención aquello de que se pudiera leer de diferentes modos, en línea, saltando, prescindiendo de parte del texto... Sin duda es el libro de mi vida. Todavía conservo la edición de bolsillo que pude comprarme con mi menguada economía, descolorido el lomo de tanto abrirlo, el olor ligado a un gran descubrimiento. Fue el inicio de la obra completa.
Mucho de lo que soy hoy en día, mis lecturas, mis gustos, mis ideas... se lo debo a Julio Cortázar. Incluso tengo un Julio dando guerra en la habitación mientras escribo este pequeño homenaje a un gigante.
Hay que leer a Cortázar. Siempre.

6 comentarios:

Berbi dijo...

Yo no leí a Cortazar. Pena. Quizás sea un deber de mis amigos mostrármelo e incitarme a su lectura.

Gracias por tus empujones

Rubentxo dijo...

Hola.
Casualmente leí "Bestiario" la semana pasada.
Gran maestro, sí señor. Pocos revolucionan tanto las letras como él lo hizo.
Saludos.

EDU dijo...

la Maga, entrañable y eterna,metafísica como el mismo Cortazar. Descubrir Rayuela fue descubrir una forma distinta de entender la literatura.

Un abrazo

Luis Borrás dijo...

Yo tampoco lo he léido. Me pase mi primera juventud leyendo a Baroja. Pero no le he puesto a ninguno de mis hijos Pío, hubiera sido una putada.
De cualquier forma, esas primeras lecturas son las que se recuerdan con más cariño. Yo, además de Teruel, uno de mis peregrinaciones obligadas fue ir a Vera de Bidasoa, y hacerme una fotografía en la puerta de su casa.
Un abrazo.

Jonatan Frías dijo...

Por lo demas Cortazar es un genio de alturas insospechadas, yo también recuerdo cuando lo leí por primera vez y dije: ¡Carajo! se puede hacer esto. Y me inicie en el mundo de las letras, no imitandolo por supuesto, imposible tarea y absurda además. Buscando información sobre él, me enocntre con tu blog y me resultó grato como siempre encontrar más y más gente que ha hecho de este cronopio un indispensable de sus lecturas. Larga vida a Cortazar y con él a Borges y a Juan Jose Arreola, los tres más grandes magos de nuestra prosa.

Saludos

Ignacio dijo...

Si me pudieras facilitar la dirección para poder visionar la entrevista de mercedes milá a julio te lo agradecería enormemente.

Saludos